domingo, 2 de septiembre de 2012

El hijo de la novia (2001)

1 comentario:
 
Comienzo este homenaje al director argentino Juan José Campanella con la mejor de todas sus películas, una obra capital del cine argentino y latinoamericano, y para mí, uno de los dramas más bellos, emotivos y humanos del cine en general.

Rafael (Darín), un hombre de mediana edad que vive por y para su restaurante, no tiene tiempo para otra cosa que no sean las preocupaciones del trabajo. El agobio y el estrés no le permiten dedicar tiempo ni a su hija, ni a su novia (Verbeke), ni a su padre (Alterio), ni a su madre enferma de Alzheimer a la que casi nunca visita. Así que cuando su padre le comunica que quiere casarse por la iglesia, para concederle a su enferma mujer una última alegría, a Rafael la idea le parece una tontería, y una verdadera locura...

Campanella sabe crear personajes como pocos. Personajes de verdad. Personajes que hacen la historia creíble como si no se tratase de una película. No importa que el desarrollo sea lento, o que aparentemente no ocurra gran cosa. Asistimos a la vida de estas personas como si estuviéramos mirando a través de una ventana, participando en sus emociones y preocupaciones, convenciéndonos de que las pequeñas cosas de la vida son las importantes de verdad. Y desde luego, nada de esto sería posible sin los actores de los que el director argentino se rodea: espectaculares Darín, Alterio, y por supuesto Norma Alejandro.

Por destacar algunos detalles, me quedo con la trasformación del protagonista a lo largo de la película (reconozco que me encantan las trasformaciones de personajes), la música (muy bonita y muy cuidada), la escena en la que el personaje de Alterio recuerda a su mujer, cuando era joven y ambos trabajaban en el restaurante, y ese final, en el que una y otra vez intento mantener mi hombría y contener las lágrimas...fracasando siempre, por supuesto...

"El hijo de la novia" es, ante todo, una inolvidable historia de amor. Una lección de buen cine, de interpretación, de sensibilidad, y en definitiva, una lección de vida. No se me ocurre qué más se le podría pedir a una película (a no ser que estén buscando explosiones, tiros, efectos especiales, sustos...no sé...hay que ser conscientes del tipo de peli que vamos a ver)...

Imprescindible.

PUNTUACIÓN: 8

ToLo

1 comentario:

  1. Grandísima película, que me habrió las puertas del cine argentino.
    Emotivísima con la base de un excepcional guión y unos actores perfectos.
    Toda una lección, tal y como ha dicho Tolo, de personajes sin fisuras a los que parece que conoces de toda la vida.

    Ya echaba de menos tus aportaciones Tolo, excelente como siempre.

    ResponderEliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff