sábado, 19 de marzo de 2011

Apocalypse now (1979)

1 comentario:
 
Coppola baja con su cámara al infierno, ese infierno de la guerra en general, en esta caso rodando el trauma estadounidense de Vietnam, un despropósito de guerra en un ambiente hostil y desconocido, con un ejército superado por la situación (aspecto principal, desde mi punto de vista, que nos marca la película).

Una fotografía insuperable en una cinta bélica (ganadora del Oscar) y una dirección y montje endiablados, no sabemos si estamos en Vietnam, en la edad de hierro, en África, una puesta en escena que nos deconcieta y nos aterroriza ... no se qué sería de mi si tuviese que ir a un sitio así....
Personajes míticos en cada parte del larguísimo metraje de la cinta, si bien no sobra nada, acompañados con interpretaciones en estado de gracia, algunos podríamos calificar de sobreactuadas las aparaciones estelares, si bien considero que esa sobreactuación (Robert Duvall) es necesaria y directamente requerida por Coppola.

La película es apabullante, la locura y la pérdida del sentido de civilización se apodera de cada soldado cuando la situación se vuelve insostenible, una guerra sin piés ni cabeza liderada por una desorganización que se vuelve en contra del ejército americano ... unos soldados sin futuro ni presente, incapaces, no preparados, una locura tan real que nos hace estremecer sin más que pensar que fue ayer.

La trama de la cinta es lo de menos, una misión de eliminación de un alto cargo del ejército americano, altamente condecorado y preparado parece que ha perdido el juicio ... quizás ha abierto los ojos ... se convierte en una obsesión para el protagonista principal (Martin Sheen). La aparación de Brando se espera y espera, apareciendo al final con unas aportacione mágicas ayudados por unos planos fantasmagóricos de Coppola.

Repleta de escenas ya clásicas del cine, nunca se ha rodado mejor el campo de batalla vietnamíta con innumerables mosquitos revoloteando (helicópteros) dsapareciendo entre nieblas de colores... acompañado de una música excepcional y soldados haciendo surf mientras bombas de napal masacran a la población... sin comentarios.

Espero que la película se haya tomado más de una licencia artística, porque si no es así ... estamos condenados.

Espectacular film, creo que no apto para todos los públicos, pero que se ha convertido en un referente del cine.

PUNTUACIÓN: 8

Juanma.

1 comentario:

  1. Auténtica obra maestra del séptimo arte, Apocalypse now se encuentra en mi podio cinematográfico personal. Francis Ford Coppola invirtió todo el dinero que ganó con las dos primeras entregas de El padrino, en esta maravilla de película, en la que pretendía dar su versión de la guerra de Vietnam. Además, en estos años, la población norteamericana estaba cansada de películas sobre este conflicto, tremendamente impopular. Pero aun asi, Coppola se tomó el rodaje de Apocalypse now como un reto personal. Un rodaje que fue una verdadera pesadilla. Duró cerca de dos años debido a importantísimos contratiempos que hubieran minado la moral de cualquiera, como el hecho de que un huracán destrozara todos los decorados, o que el mismísimo Martin Sheen sufriera un infarto en pleno rodaje. De hecho, Coppola estaba convencido de que se arruinaría, y de que la película sería un desastre, perdiendo más de 20 kilos de peso por el estrés y el duro trabajo.
    El principal motivo de que esta no sea una película bélica al uso, es que la guerra de Vietnam es tan solo el trasfondo de la historia, el escenario. El guión es una adaptación de la novela de Joseph Conrad El corazón de las tinieblas. Y es por esto que difiero con Juanma en eso de que la trama es lo de menos. En mi opinión la trama es fascinante: encontrar y eliminar a ese general que se ha vuelto loco y hace la guerra por su cuenta, rodeado de un ejército de nativos que lo siguen como si fuera un dios...remontar ese rio que se adentra en territorio enemigo y desde donde nadie ha regresado para contarlo...el halo místico que rodea la figura del general, el cual se podría decir que hipnotiza o hechiza a todo el que lo escucha...Realmente, toda la película está rodeada de un enigmático halo místico. Sus diálogos están cargados de reflexiones filosóficas y metafóricas. Incluso la canción inicial y final, llamada The End, es una canción extraña, de cierto aire psicodélico...siendo la última canción que compusiera el mítico cantante Jim Morrison.
    En fin, todo en esta cinta es grandioso. Y no quiero dejar de mencionar a los actores, con Martin Sheen en la que sería de largo la mejor actuación de su carrera, y a un gran Marlon Brando en un papel que solo él podría interpretar.
    Podría seguir escribiendo las bondades de esta genialidad hecha película, pero ya estoy siendo demasiado cansino.

    PUNTUACIÓN : 10

    ResponderEliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff