domingo, 21 de noviembre de 2010

Nosferatu (1922)

No hay comentarios:
 
Extracto de mi crtica publicada en www.nosferatu.tk, web dedicada a críticas de pelis de Drácula.

Empezaré las críticas de la web, pues por el principio, Nosferatu se ha convertido en la película de referencia del vampirismo, anecdóticamente no se titula "Drácula" aunque es evidente que se basa en la novela de Stoker. Murnau no dispuso de los derechos de la novela por lo que intentó pasar desapercibido cambiando el título, el nombre del Conde (aquí es el Conde Orlok) y trasladando la ubicación de la aventura a Alemania. Realmente no consiguió su propósito y la viuda de Stoker ganó el juicio cuya sentencia mandó destruir todas las copias del film, menos mal que se salvó alguna.

Intentaré aclarar que mi objetivo es mostraros mis impresiones sobre las películas y en ese análisis está escapar de cuánto de fiel es a la novela, ya que os digo que no he visto ninguna de ellas que sea realmente la historia que imaginó Stoker.

Hablando ya propiamente de la cinta de Murnau, centrándola en su tiempo estamos en Alemania cuna del expresionismo de la cuál la película es un claro exponente, se nos muestra una ambientación inquietante llena de claro oscuros, lo cuales son auténticos protagonistas, y por supuesto nuestro anfitrion Schrek, un Conde diabólico, mosntruoso, una alimaña ávida de sangre y de vidas humanas.

El comienzo de la película es un poco aburrido, todo empieza realmente cuando Hutter llega al castillo del Conde, ahí es cuando la magia se apodera de todo, podemos empezar a ver efectos visuales que ayudan a la ambientación (por ejemplo cuando se abren las puertas del castillo solas, escenas en negativo, escenas a velocidad rápida, ataudes moviéndose solos, ...) y sobre todo los claro oscuros y sombras (curioso con en la novela de Stoker el Conde no tuviese sombra y en esta adaptación haya momentos en que la sombra del Conde es más protagonista que el propio Conde, en fin cosas del expresionismo alemán).

Magnífica la escena en la que Orlok ve la foto de Ellen, copiada hasta la saciedad por Coppola (aunque ya hablaremos del Drácula de Coppola en otro momento).

Me gusta mucho que el Conde sea un engendro diabólico sin sentimientos, es como un animal, nada de un Lord atractivo ni seductor, simplemente tiene necesidades de sangre y hará lo necesario para conseguirlo. Hay que poner en su lugar a Ellen, que dispone de un extraño vínculo con Orlok (sonámbula) y de la cual se obsesiona hasta el punto de ser su perdición.

Mi escena favorita es, por supuesto, cuando Orlok busca a Ellen en su cuarto y sube por la escaleras (solo su sombra) abriendo puertas ... la sombra de la mano de Orlok va ascendiendo por la sábana hasta que llega al pecho de Ellen momento en el cual cierra el puño y su víctima es alcanzada.

Otras ecenas míticas son: la llegada de Orlok a Wismar lo que se refleja con una plaga de ratas que asedian la ciudad dejando un reguero de ataudes por las calles. Todas las escenas en el barco son multiconocidas (cuando el vampiro se levanta del ataud rígido), incluido un magnífico traveling hacia el barco.

Es una película sobre Drácula imprescindible que debería de ser de obligado visionado para todo aquel que le guste el cine fantástico y de terror, comentar también la versión de Herzog (1979) y la muy interesante LA SOMBRA DEL VAMPIRO (magnífico título) de Merhige (2000) que trata sobre el rodaje de Murnau.

Hay que verla.

PUNTUACIÓN:
8,5

Juanma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff