sábado, 2 de octubre de 2010

Seven (1995)

No hay comentarios:
 
Cuidadísima película de David Fincher que abriría la tapa para futuras copias
sobre asesinos en serie de todo tipo.

No es que sea especialmente original, pero la atmósfera con la que consiguió envolver Fincher a Nueva York ha sido copiada hasta la saciedad, incluso por la multitud de series policiácas que inundan las cadenas de televisión. Un Nueva York decadente, viejo, sucio, casi sacado de otra época, con una lluvia incesante que nos angustia aún más, un uso de la cámara con multitud de primeros planos de los muy bien trabajados Pitt y, sobre todo, el excelente Freeman.

No hay que dejar de lado el personaje de Kevin Spacey dotando de un desasosiego extremo en cada aparición.

Volviendo al director, Fincher ya nos dió muetras de su saber hacer y de su estilo oscuro en la peculiar Alien 3 (donde trasladó la escena de la conocida saga a un "monasterio" mediabal en pleno espacio), me decepcionaría en la fallida The game y volvería a la senda del trabajo bien hecho con Zodiac y sobre todo, con El club de la lucha.

Retomando Seven, me gusta sobremanera la escena de la biblioteca, creo que pocas veces se ha rodado la típica escena de investigación y descubrimientos con tanta elegancia, usando escenarios muy bien escogidos y un montaje perfecto.

El trio de personajes protagonistas nos muestra, como si de una isla en medio de la trama políciaca, momentos de intimidad que adquirirán tintes principales. Un personaje el de Brad Pitt, lleno de irascibilidad, inexperiencia, juventud, incultura e impaciencia que se convertirá en el pilar de la historia, acompañado de su opuesto en la figura de Morgan Freeman, policiía que viene de vuelta del que se nos muestran ciertos detalles de su vida íntima imaginándonos un vida de dedicación al trabajo y fracasada vida sentimental. El último vértice del triángulo lo compone Paltrow en un pequeño papel cargado de sentimentalismo.

Una de las cosas que me sorprendió de la película la primera vez que la ví, aunque pueda parecer raro, fueron los títulos de crédito del comienzo, con un diseño muy innovador.

Para concluir, solo comentar que el final es verdaderamente sorprendente y perfectamente integrado con el desarrollo de la historia, no como muchas otras películas cuya obsesión es conseguir sorprenderte al final, utilizando lo que haga falta, tretas de guión y tratándonos como tontos.

Un referente del cine policiáco que se ha convertido en todo un clásico.

PUNTUACIÓN: 8,5

Juanma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff