viernes, 17 de septiembre de 2010

300 (2007)

No hay comentarios:
 
Èpica, casi mitológica, recreación de la batalla entre Griegos y el gran imperio Persa en el paso de la
Termópilas. Un episodio histórico que elevó al mito la valentía y preparación de los Espartanos, guerreros cuya profesión es la batalla, preparados desde niños para ella con entrenamientos y una selección "natural" que en estos tiempos no llegamos ni a imaginar. Esparta logró su fama en todo el mundo conocido de la antigüedad gracias a la fidelidad de sus guerreros que "...volvían con su escudo o sobre éste..."

La adaptación cinematográfica que nos ocupa, con las licencias históricas propias de una producción Hollywwodiense que trataremos más adelante, es una película eminentemente visual, con story board ya existiente en forma de cómic del venerado Fank Miller. La verdad es que el director se ha limitado a animar la imaginación de Miller, fotograma a fotograma se ha procedido a su filmación en un chroma key.


Es innegable la belleza de la filmación, cada escena está cuidada hasta el más mínimo detalle. Para su rodaje se utilizaron armas y escudos de la película Alejandro Magno (en breve será comentada). Se podría tachar de violencia en demasia y militarización, pero es que la sociedad espartana era así, o por lo menos eso es lo que nos ha llegado.

La película puede pecar en algunos momentos de repetitividad en el argumento y un poco de pesadez, pero desde mi punto de vista es para saborear cada segundo de su fotografía, esfectos sonoros y espectacularidad.

Voy a tratar levemente las licencias, más bien irregularidades, históricas de la cinta. Antes que eso, recordar que no se trata de un documental, sino de ficción por lo que estas "deficiencias" podrían pasarse perfectamente por alto.

300, pues la verdad que no eran 300, más bien hay que decir que 8000!. Está claro que 8000 contra, al menos, 300.000 persas ya es de elogio. La historia real cuenta que estos 8000 guerreros de Grecia, entre ellos algunos espartanos, lucharon en el paso de las Termópilas contra el rey Jerjes de Persia. Ese lugar angosto inutilizaba la ventaja persa del número de guerreros, hasta que una traición griega (probablemente el anterior rey de Esparta que estaba del lado de los Persas) indicó a Jerjes una "puerta trasera". Cuando Leónidas se dió cuenta de la situación mando a su ejército que retrocediera a sus ciudades y se rearmase, de esta manera se quedarían 300 espartanos ... más otros pueblos formando un total de unos 1400 hombres.

La película parece demasiado propagandística a favor de Esparta, mostrándonos una sociedad casi perfecta, nada se habla de la esclavitud y, por poner un ejemplo, la prueba a la que se tenía que enfrentar todo joven espartano para poder pertenecer al ejército no era la de luchar contra un lobo u otra criatura, era la de ir a la caza y muerte de un esclavo al que soltaban en el paramo.

La imagen mostrada de los persas deja mucho que desear, un pueblo que en aquellos momentos era de los más evolucionados, con Babilonia a la cabeza.

Bueno, ya está bien de historia.

Excelente film épico, con una cudiadosísima puesta en escena.

PUNTUACIÓN: 8


Juanma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff